Dr. Rafael Serena

 

Experiencia

  • Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y Máster en Láser en Medicina y Cirugía, fundamentos y aplicaciones por la Universidad Rovira y Virgili (URV)
  • Director Médico de Serena Clinic en Barcelona
  • Director del Máster en láser y sistemas lumínicos en patología dermoestética de la Universidad de Barcelona, organizado por el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona
  • Profesor del Máster de Especialización en Medicina Estética por la Universidad de Alcalá
  • Director del Programa de Formación de la European Láser Association (ELA)
  • Pertenece a la Junta Directiva de la Sociedad Española de Láser Médico Quirúrgico (SELMQ), a la Junta Directiva de la European Láser Association (ELA) y miembro de diversas Sociedades Profesionales incluidas: The European Society for Laser Aesthetic Surgery y la International Society of Cosmetic Laser Surgeons
  • Autor y coautor de diferentes artículos médicos y participación en Comunicaciones nacionales e internacionales. Autor del libro: El Arte de Rejuvenecer: El Botox, Nuestro Aliado. Editorial Amat 2005.
  • Pertenece al grupo Toxpert de Allergan, Grupo de Médicos expertos en toxina botulínica
  • Pertenece al Comité Científico de la revista Photonics & Lasers in Medicine, de la editorial de Gruyter
  • Actualmente es Consultor de las empresas: Isdin y Asclepion Laser Technologies

Últimos avances en rejuvenecimiento facial con hilos tensores y láser

INTRODUCCIÓN

Encontrar el secreto de la juventud ha sido un objetivo común en muchas civilizaciones a lo largo de la historia. Conseguir una apariencia más joven continúa siendo de gran interés en nuestros días y el deseo de salud y belleza cada vez se promueve más, a través de los medios de comunicación y de las redes sociales, que aumenta a medida que la población envejece.

A principios del siglo pasado, los procedimientos quirúrgicos con este fin se limitaron a la escisión cutánea simple y el cierre primario, sin el abordaje del tejido profundo. Los primeros estudios presentaron la disección de la fascia superficial facial y el platisma como una sola unidad miofascial. Los procedimientos de estiramiento facial han evolucionado desde los subcutáneos hasta los estiramientos faciales de planos más profundos como, por ejemplo, el sistema musculoaponeurótico superficial (SMAS), los planos compuestos, los subperiósticos y los dobles. Se desarrollaron métodos más elaborados para lograr resultados más duraderos y estéticamente más satisfactorios.

El estiramiento facial mediante hilos tensores consiste en la inserción de delgados hilos en la cara a través de diminutas incisiones en la zona específica, que se introducen en el tejido celular subcutáneo y la parte más profunda de la piel para estirar y alisar la cara mediante su tracción. Esta nueva técnica de rejuvenecimiento facial mediante los hilos tensores no pretende sustituir a la ritidectomía quirúrgica clásica, pero abre un nuevo camino a un procedimiento poco invasivo, rápido y seguro con resultados muy prometedores.

El abuso de materiales de relleno para corregir la flacidez cutánea puede conseguir un resultado artificial o inestético debido a que la flacidez no debería ser corregida con volumen, sino con la reposición del tejido flácido en su localización inicial. Los materiales de relleno se deberían indicar exclusivamente para las zonas con pérdida de volumen.

CLASIFICACIÓN

Existen muchos tipos de hilos tensores que se pueden utilizar conjuntamente en la misma intervención. Éstos se pueden clasificar en función de diferentes factores.

1.- En función de su naturaleza:

  • No Reabsorbibles: Hilos Aptos / Tensores con anclaje
  • Mixtos: Suturas Silhouette
  • Reabsorbibles: Tensores Happy Lift / V Lift / Silhouette Soft

2.- En función del material:
PDO (Polidioxanona) / PLLA (Ác. Poliláctico) / PCL (Polycaprolactona) / PLA-CL

3.- En función de su forma: Monofilamento / Espiculado / Tornado / Twisted / 3D / Multifilamentos / Conos

4.- En función de su vehículo: Aguja / Cánula

5.- En función de la dirección de su inserción: Unidireccionales / Bidireccionales

MECANISMO

Existen dos mecanismos subyacentes al efecto del estiramiento de los hilos tensores. Un mecanismo consigue un efecto puramente mecánico que contrarresta la carga producida por la gravedad a las áreas circundantes a través de un hilo. Puede conseguir un efecto a largo plazo si el hilo es insoluble y se inserta con precisión. El otro mecanismo de sostén se consigue al actuar el hilo como un cuerpo extraño y provocando un tejido de fibrosis a su alrededor. El hilo, independientemente del tipo de material, siempre puede producir fibrosis. También se observa un efecto similar a largo plazo para los hilos reabsorbibles como la polidioxanona.

TÉCNICA

La correcta Historia Clínica es fundamental para seleccionar los pacientes candidatos de un modo preciso. La toma de fotografías de diferentes ángulos (frente, 3/4 y perfiles) con la correcta flexión del cuello, es tan importante como el consentimiento informado previo a la intervención.

La técnica empieza por la correcta limpieza y desinfección de la totalidad de la cara y cuello. La colocación de un gorro sujeto con esparadrapo a la piel es fundamental para mantener el pelo fuera del campo quirúrgico. La intrusión de un pelo del mismo paciente junto a un hilo es la complicación más destacada y tediosa que termina en la mayoría de los casos desarrollando una infección.
Previa anestésica tópica de la zona a tratar y anestesia local en los puntos de inserción de los hilos espiculados, se utiliza una aguja hipodérmica 19G para conseguir un orificio en la piel y de este modo, dejar paso a la cánula que contiene el hilo espiculado en su interior.

Se colocan los hilos, normalmente 4, espiculados 21G de 90 mm de longitud, en la mandíbula (2 en cada lado) para suavizar las comisuras de la boca y 4 espiculados de 19G de la misma longitud en la región cigomática para reposicionar el pómulo y suavizar el Surco Naso Geniano (2 en cada lado). Las espículas a lo largo del hilo actúan como engranajes para agarrar, levantar y suspender el área facial relajada.

La justa tracción de los hilos consigue un estiramiento transitorio, hasta un año de duración aproximadamente, de una forma natural y segura sin necesidad de efectos secundarios no deseados en la mayoría de los pacientes.

Los efectos secundarios no deseados son infrecuentes: la infección, asimetría, inflamación, pliegues cutáneos, hematoma y extrusión o desplazamiento del hilo. La explicación de los cuidados postquirúrgicos es muy precisa. No podrán manipular ni masajear la zona tratada durante tres semanas, las cremas y lavado de la piel deberá ser en dirección craneal, el secado de pelo será fundamental para evitar la contaminación de las heridas causadas por la inserción de los hilos, y se deberá evitar realizar movimientos extremos de rotación y flexo extensión del cuello.

CONCLUSIÓN

El estiramiento de la zona facial utilizando hilos tensores dentados o espiculados, muestran resultados satisfactorios hasta unos doce meses después del tratamiento. Aunque este método tiene un resultado menos duradero que la ritidectomía cervicofacial quirúrgica convencional y no es adecuado para el envejecimiento facial severo, la selección de pacientes que cumplan con las indicaciones para este procedimiento puede conducir a resultados quirúrgicos justificados. El rejuvenecimiento facial mediante hilos tensores se puede realizar con anestesia tópica y local, el tiempo de la intervención es más corto, no requiere baja laboral ni social, menor riesgo de complicaciones, y menos carga financiera y psicológica que la mayoría de las técnicas quirúrgicas tradicionales.

Los últimos avances en rejuvenecimiento facial con hilos tensores y láser se explicarán en detalle durante la ponencia del Congreso de la SEMAL 2022.

EnglishPortugueseSpanish

Pin It on Pinterest

Share This
WhatsApp Consúltanos por WhatsApp